NO ES PAIS PARA EL CONOCIMENTO. CARLOS DELCLÓS.


Carlos Delclós, Es Prof. Ciencia Política UPF

Durante las últimas dos semanas, he vivido una curiosa experiencia extracorporal, una sensación de estar viendo mi propio cuerpo físico desde el punto de vista de un observador, fuera de mí. No se trataba de una experiencia paranormal, sino de un diálogo con mis estudiantes de Estructura Social disfrazado de práctica universitaria y repetido 8 veces con 154 caras distintas, que invariablemente llegaba a una conclusión común: que España, Cataluña o donde sea que estamos, no es país para el conocimiento.

El planteamiento de la práctica fue tan cruel como relevante: una pareja catalana de 31 y 27 años con una formación de elite (Oxford, ESADE) que, a pesar de tener trabajo, está insatisfecha con su situación laboral y el futuro que intuye que les espera en el estado español. Han convocado a un comité de expertos para informarles sobre sus perspectivas en otros tres países (Japón, Estados Unidos y Alemania), mientras que otro grupo trata de convencerles de que se queden donde están.

Los estudiantes se dividieron en estos cuatro grupos, y todos coincidieron en que la opción más difícil de defender era la de quedarse. En las últimas cuatro sesiones, ya cansado de escuchar tantas veces los mismos argumentos e inspirado enteramente por un deseo de romper la formalidad del ejercicio para hablar en términos reales, durante los últimos diez minutos de mi clase, decidí lanzarles una pregunta más directa. Les pregunté cuantos de ellos se estaban planteando migrar a otro país. Un mínimo del 80% de las personas en estas clases levantó la mano. Les pregunté por qué, y las respuestas que más me impactaron fueron las siguientes tres, que dicho aunque sea de paso, no me llegaron precisamente “desde la izquierda” estudiantil:

“No estoy recibiendo una educación decente en este país. No nos enseñan a afrontar los temas desde una perspectiva crítica y analítica. Me siento rodeado de mediocridad.”

 “No siento que se estime la carrera que he escogido, y a veces siento que ni siquiera se valoraría ninguna carrera que no sea una de las de siempre: medicina, derecho, economía…”

 “[Parafraseando al chamán de la ilusión empresarial Emilio Duró] Si eres tonto, no debes intentar ser listo ni tener buenas ideas. Por mucho que lo intenten, los tontos no tienen buenas ideas. Lo que debes hacer es copiar al listo de al lado, y en este caso ese listo es Estados Unidos.”

Lo que demuestran estas tres inquietudes en su conjunto es que, a pesar de las ideologías políticas, la crítica a la dirección que se está tomando en Cataluña y el estado español es un tema de sentido común.

No hay plan para cambiar el modelo productivo, solo un esfuerzo cínico por parte de los chorizos de siempre para reinflar esa burbuja y vergüenza popular que nos supone la economía turística, la cual beneficia de manera escandalosamente desproporcionada a esa clase que siempre sale ganando en España, crisis tras guerra tras crisis.

Mientras otros países ricos apuestan por una sociedad del conocimiento para hacer frente a los desafíos de un mundo globalizado, los últimos cuatro titulares sobre España en Nature (prácticamente el Impact Factor más alto que puedes tener entre revistas académicas indexadas) fueron, en orden cronológico (y en inglés, obviamente):

1. Spain’s vision for science (9 Feb 2010)

 2. Spain’s science budget could be slashed (17 Sep 2010)

 3. Spanish institute faces cash crisis (1 Nov 2011)

4. Spanish changes are scientific suicide (16 Feb 2012)

Por muy agradable que puede resultar una conversación sobre astronomía o Foucault entre un camarero y un parado, actualmente no deja de ser una escena más en un espectáculo trágico que nadie sabe cuando empezó ni se imagina ya que vaya a terminar. Es una tragedia que va más allá del drama del incumplimiento de ese sueño del funcionario, del puesto en propiedad y el trabajo de por vida, para desplegarse en la pregunta,

¿qué mierda de país es éste?

Es una pregunta que va en serio y que creo que va al fondo de lo que me parece el elemento más trágico de las razones que citaron los alumnos por las que se querían ir, esa internalización-como-autovaloración de la mediocridad.

Como nos demuestran cada semana los chantajes de las agencias de calificación como Moody’s, Fitch o Standard & Poor’s, la percepción es valor. Cuando nos resignamos a creer que la educación que recibimos no sirve de nada, aceptamos que no sirva de nada y justificamos la distancia que existe entre el modelo productivo y las aspiraciones que tenemos.

Esta distancia entre aspiraciones y realidad condiciona todos los aspectos de las decisiones y experiencias migratorias. Y es que analizar el perfil del éxodo “juvenil” español es retratar los sueños que nos recortan. Mientras que los gobernantes de este país buscan emplear de nuevo a precarios de obra y servicio con proyectos como Madrid 2020, los profesionales que se pierden son principalmente investigadores, médicos, biólogos, ingenieros, arquitectos e informáticos, en ese orden.

Se va el conocimiento y se queda el empleo. Si quieres un ejemplo de lo que esto implica para la producción, aquí tienes:

Madrid 2020

Ciudad aspirante

No somos tontos, nos tratan como tontos.

Nosotros no estamos sobrecualificados para esta economía.

Es esta economía la que está subcualificada para nosotros.

Esto se puede cambiar.

Anuncios

PRECARIEDAD, BECAS Y SEGURIDAD SOCIAL: UNA RECTIFICACIÓN PARCIAL


Se ha hecho pública, hoy 15 de diciembre, una nueva versión de la convocatoria de la beca-internado en clínica equina, a la que nos hemos referido en un artículo (post) anterior. En ella se ha suprimido el párrafo:

La concesión y disfrute de esta Beca-Internado no establecerá en ningún caso relación contractual o estatutaria con el Hospital, ni implica por parte de la misma compromiso alguno en cuanto a la posterior incorporación del interesado a su plantilla, no otorgando, por tanto, derecho a la inclusión del becario en la Seguridad Social.

Puesto que la versión original ya no está disponible en el portal de la UCO, aquí te la ofrecemos.

Por lo tanto, en esta nueva versión ya no se niega a l@s candidat@s el alta en la Seguridad Social. Queda así suprimido lo que considerábamos una disposición manifiestamente ilegal que aparecía en la primera versión.

Debemos alegrarnos por este cambio. Aunque no deja de sorprender lo que parece ser una ausencia de control de legalidad, previo a la publicación de la convocatoria, por los organismos de la UCO competentes para ello. No hay que olvidar que la UCO cuenta con una Asesoría Jurídica, con dos letrados y un secretario. En cualquier caso nos sentimos contentos, ya que hemos aportado nuestro grano de arena a que cuatro recién licenciad@s en Veterinaria comiencen a tener cotizaciones en la Seguridad Social, cosa que sin nuestra denuncia probablemente no hubiera sucedido.

Desgraciadamente, no podemos extender esta alegría a lo que hubiera sido una rectificación también en las lamentables condiciones económicas ofertadas en relación con la dedicación exigida: ¡400 euros brutos mensuales! Condiciones económicas que nos parecen impropias de una empresa de capital público. Para cambiarlas haría falta más que una denuncia en un blog como ideasyopiniones. Haría falta que los estudiantes, especialmente de los últimos cursos, el profesorado y los trabajadores de la UCO inicien una campaña para eliminar de una institución financiada con fondos públicos los contratos, ¡y las becas!, basura.

Diego Llanes y Luis Morera

PRECARIEDAD, BECAS Y SEGURIDAD SOCIAL.


Es normal hablar de la precariedad y abusos en las condiciones de trabajo cuando nuestros jóvenes acceden al primer empleo. Desde la universidad muchos prefirieren pensar que se trata de un problema que afecta especialmente a aquellas mujeres y hombres que tienen escasos estudios y preparación.

 Nuestra universidad, que tiene su propia precariedad docente  “los sustitutos interinos”, hace un gran esfuerzo por hacerlos invisibles ignorando su sueldo, su horario de trabajo y sus condiciones laborales en las diferentes presentaciones públicas de nuestras actividades docentes.

 Ahora traemos a ideasyopiniones un caso de precariedad laboral que en nuestra opinión (Luis Morera y Diego Llanes) reúne además el incumplimiento de una Ley. Nos referimos a la convocatoria de dos becas para Licenciados en Veterinaria del Hospital Clínico Veterinario SL, empresa con el 100% de capital de la UCO.

  A. LAS BECAS.

 Beca-Internado en Clínica Equina en los Servicios de Medicina, Cirugía y Reproducción del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Córdoba, S.L.

 Nº de plazas: 2 Becas-Internado en Clínica Equina.

 Dotación de la plaza: 400 euros brutos mensuales.

Características. La concesión y disfrute de esta Beca-Internado no establecerá en ningún caso relación contractual o estatutaria con el Hospital , ni implica por parte de la misma compromiso alguno en cuanto a la posterior incorporación del interesado a su plantilla, no otorgando, por tanto, derecho a la inclusión del becario en la Seguridad Social.

 Obligaciones del Interno:

 Aceptar y cumplir la Normativa y reglamento de funcionamiento interno del Hospital.

…… atender las guardias de hospitalización y urgencias de noche, fines de semana y festivos, en los turnos establecidos por la Dirección.

 Incidencias. El incumplimiento de alguna de estas obligaciones por parte del Interno dará lugar a la rescisión de la beca

  INFORMACION COMPLETA.

http://www.uco.es/empresa/hcv/pdf/beca_internado_diciembre_11.pdf

B. LA LEY

Real Decreto 1493/2011, de 24 de octubre, por el que se regulan los términos y las condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación, en desarrollo de lo previsto en la disposición adicional tercera de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social.

 

Artículo 1. Asimilación a trabajadores por cuenta ajena.

1. Quedan asimilados a trabajadores por cuenta ajena, a efectos de su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social, quienes participen en programas de formación financiados por entidades u organismos públicos o privados que, vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, no tengan carácter exclusivamente lectivo sino que incluyan la realización de prácticas formativas en empresas, instituciones o entidades y conlleven una contraprestación económica para los afectados, cualquiera que sea el concepto o la forma en que se perciba, siempre que la realización de dichos programas no dé lugar a una relación laboral que determine su alta en el respectivo régimen de la Seguridad Social.

……..

………….

INFORMACIÓN COMPLETA.

http://www.boe.es/boe/dias/2011/10/27/pdfs/BOE-A-2011-16819.pdf

Creemos que además de un caso de claro abuso en las condiciones laborales por parte de una empresa con el 100% de capital público, esta convocatoria, al impedir dar de alta en la Seguridad Social a estos becarios, está, creemos, incumpliendo la Ley.

Confiemos que al menos tras esta denuncia se cambie la convocatoria y estos becarios sean dados de alta en la Seguridad Social.

INFORME REUNIÓN DIA 3 DE MAYO.


INFORME SOBRE LA  REUNIÓN 3 DE MAYO 2011.

La reunión tuvo una muy escasa asistencia. Los siete asistentes discutimos la posibilidad de desarrollar una estructura académica, aspecto que ya había sido discutido durante la formación de este foro.

Como resumen de lo tratado destacaría lo siguiente.

Hice un pequeño esbozo de lo que debería ser esa estructura, bien sea una asociación, un aula, una cátedra,…. La estructura debería tener por objetivo “desarrollar proyectos multidisciplinares sobre asuntos universitarios en el marco de la actual sociedad en crisis.” Estaría formada por personas que se agrupan voluntariamente y que se representan únicamente a sí mismas.

Este objetivo se concretaría en el planteamiento y desarrollo de proyectos con las siguientes características.

  • Tratar sobre aspectos concretos de nuestra realidad universitaria.
  • Tener un carácter multidisciplinar.
  • Tener una duración no superior al año.
  • Integrar en su desarrollo a partes de la sociedad no universitaria.

Los proyectos, podrán contar con la colaboración de otras estructuras universitarias, departamentos, grupos de investigación, consejos de estudiantes,….. Los proyectos deben elaborar análisis y propuestas a problemas específicos.  Los proyectos deberán contar con la participación de colectivos e instituciones de la sociedad cordobesa.

Con ello conseguimos: a) Una continuidad temporal, al poder desarrollar anualmente proyectos diferentes. b) No estar limitado por el número de personas que la formen. c) Generar conocimiento y formación, especialmente valiosa para el alumnado, para los que participen activamente en esos proyectos concretos y d) Evitar los desánimos que producen las actuaciones con objetivos muy amplios y de difícil  concreción temporal, como sería el cambio del modelo universitario y económico.

A modo de ejemplos se me ocurren proyectos sobre:

  • Promesas y realidades de los nuevos grados en la UCO.
  • Modelos de gestión universitaria. El estudiantado  ¿ciudadano o cliente?
  • Las salidas profesionales y la rentabilidad económica de los másteres y doctorados.
  • Servicios universitarios. Privatización y/o externalización.
  • La precarización de la docencia. Profesores Asociados y Sustitutos interinos.
  • La precarización de la investigación. Becarios y contratados.
  • El parentesco como una forma del “capital relacional” para encontrar empleo en la UCO.
  • La creación de empresas y servicios que favorecen la externalización de la administración universitaria.
  • Las estructuras universitarias y la participación del alumnado.
  • ………………..

Sería interesante que los proyectos contaran con alguna financiación, para ello habría que presentarlos a los diferentes entes que puedan financiar este tipo de proyectos.  No debemos descartar la integración en proyectos de dimensión regional, nacional e incluso europeo.

Si la propuesta, de crear la estructura, encuentra el suficiente eco se procedería a darle forma legal y se prepararía un primer proyecto para el curso 2011-2012.

Debemos ser conscientes de que en intentamos abrir un camino de participación crítica en una atmosfera de apatía generalizada, camino que además carece de señales, y que no está en los mapas. Esperemos que en un futuro alguien pueda decir “lo consiguieron sin saber que era imposible”.

Un cordial saludo a tod@s.

Diego

Cálculo de la media del expediente académico ¿Se está haciendo bien?


Hace bastante tiempo me interesé en el procedimiento para calcular la nota media del expediente académico. El sistema que existía entonces me parecía muy injusto. Así que me alegré bastante cuando un Real Decreto cambió la situación. Desgraciadamente, parece que la realidad es otra. Espero vuestras “ideasyopiniones”.

El cálculo de la nota media del expediente académico se hacía, hasta la entrada en vigor del Real Decreto 1125/2003 (BOE 18/09/2003), mediante un procedimiento en el que las calificaciones numéricas obtenidas se agrupaban en tres clases: Aprobado (5 – 6,9) / Notable (7 – 8,9) / Sobresaliente (³ 9), y se asignaban 1, 2 y 3 puntos, respectivamente, a cada clase. La Matrícula de Honor se consideraba una cuarta clase, y se le asignaban 4 puntos.

Este procedimiento era injusto y daba lugar a situaciones absurdas. Era injusto, porque otorgaba el mismo valor a calificaciones como 5 y 6,9 o 7 y 8,9, que son manifiestamente diferentes y que se supone que son producto de un esfuerzo y un nivel de aptitud claramente diferentes también. Y daba lugar a situaciones absurdas, porque mientras que calificaciones entre 5 y 6,9 -¡1,9 puntos de diferencia!- eran valoradas por igual, con 1 punto, una calificación de 6,9 era valorada la mitad que una de 7 – ¡1 punto frente a 2, para una diferencia de 0,1 puntos! Una situación similar se producía con las calificaciones 7 – 8,9 y 8,9 – 9,0. En este último caso la situación podía ser aún más injusta y absurda, pues mientras que una calificación de 8,9 sería siempre valorada con 2 puntos, una de 9 -¡0,1 puntos de diferencia!- podía ser valorada con 4 puntos, si iba acompañada de Matrícula de Honor.

Afortunadamente, en el RD 1125/2003 se establece un procedimiento nuevo para el cálculo de la media del expediente académico, que corrige esta situación, pues se considera la calificación numérica real en la escala 0 – 10:

Artículo 5. Sistema de calificaciones.

3. La media del expediente académico de cada alumno será el resultado de la aplicación de la siguiente fórmula: suma de los créditos obtenidos por el alumno multiplicados cada uno de ellos por el valor de las calificaciones que correspondan, y dividida por el número de créditos totales obtenidos por el alumno.

4. Los resultados obtenidos por el alumno en cada una de las materias del plan de estudios se calificarán en función de la siguiente escala numérica de 0 a 10, con expresión de un decimal, a la que podrá añadirse su correspondiente calificación cualitativa: 0-4,9: Suspenso / 5,0-6,9: Aprobado / 7,0-8,9: Notable /9,0-10: Sobresaliente

Es decir, ni siquiera es obligatoria la calificación cualitativa: simplemente “podrá añadirse”. Se derogan, además, todas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en él. (Disposición derogatoria única).

Desgraciadamente, más de siete años después de la entrada en vigor de este Real Decreto sigue habiendo convocatorias públicas en las que se indica un procedimiento “a la antigua usanza” de cálculo de la media del expediente académico, dejándolo en papel mojado en lo que concierne a este aspecto. Algunas de ellas son especialmente sorprendentes, pues provienen del Ministerio de Educación. Es el caso de las convocatorias de becas FPU (Formación del Profesorado Universitario), la más reciente de las cuales es la del pasado Enero (Orden EDU/61/2011, BOE 24 de Enero).

 Articulo 27. Requisitos de los solicitantes.

3. Contar con un expediente académico con una nota media igual o superior a 1,60 puntos, obtenida por la aplicación de la escala 0-4 según el baremo siguiente: Aprobado = 1, Notable = 2, Sobresaliente = 3 y Matrícula de Honor = 4, de conformidad con lo establecido en el Real Decreto 1497/1987, modificado parcialmente, por el Real Decreto 1044/2003, de 1 de agosto.

Sin embargo, el RD 1497/1987 se refiere a las directrices generales comunes de los planes de estudio de los títulos universitarios, y no dice nada de la forma de cálculo del expediente académico, y, además – lo que ya produce una sensación de desconcierto –, fue derogado en Enero de 2005 por el RD 55/2005. ¡Estamos, pues, en presencia de una norma de 2011 que se fundamenta en otra de 2003, que ya no estaba vigente! Además, la única referencia al RD 1004/2003 que hay en el RD 1497/1987 no está relacionada con el expediente académico sino con convalidaciones de asignaturas (Disposición adicional única).

Por otra parte, el RD 1044/2003 se refiere únicamente al procedimiento para la expedición por las Universidades del Suplemento Europeo al Título. Por ello, lo que se dispone en el Anexo 1, Apartado 4.5:

4.5 Calificación global del titulado:

Nota explicativa. La ponderación de expediente se calcula mediante el criterio siguiente: suma de los créditos superados por el alumno multiplicados cada uno de ellos por el valor de la calificación que corresponda, a partir de la tabla de equivalencias que se especifica a continuación, y dividido por el número de créditos superados por el alumno: Aprobado: 1 punto. Notable: 2 puntos. Sobresaliente: 3 puntos. Matrícula de Honor: 4 puntos

Se ha de aplicar, si acaso, exclusivamente en este contexto -expedición del Suplemento Europeo al Título-. Y digo “si acaso” porque, como ya queda dicho, en el RD 1125/2003, posterior a este 1044/2003, se derogan todas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en él.

Una situación similar se observa en la Orden EDU/178/2010 (BOE 3/07/2010), también del Ministerio de Educación, por la que se convocan becas para el curso 2010/2011 para enseñanzas universitarias. En ella se pone una marcha un nuevo sistema de cálculo del expediente académico, esta vez en la escala 5 – 10 (Artículo 23), que es esencialmente igual que el anterior en la escala 0 – 4, y, por tanto, igual de injusto.

Estamos, pues, en presencia de unas Ordenes Ministeriales en las que se establece un procedimiento de cálculo de la nota media del expediente académico basada en una normativa derogada y sin relación con el tema, y que ignora la normativa establecida para ello en el RD 1125/2003. ¿No pasan un control de legalidad y coherencia jurídica las Ordenes Ministeriales antes de llegar al BOE? ¿No hay sensibilidad en el Ministerio para cumplir y hacer cumplir lo dispuesto en el RD 1125/2003, que corrige la injusticia y el absurdo del modelo anterior?

A %d blogueros les gusta esto: