LA NUEVA Y LA VIEJA POLÍTICA.


Esta reflexión me surge tras las elecciones municipales y autonómicas y pretende abrir un debate que creo necesario.
Empecemos diciendo que en el momento actual del desarrollo capitalista, el término izquierda y derecha como categoría partidaria, usado por lo que llamo “vieja política”, ha quedado anticuado. Tenía un sentido cuando se trataba de escoger entre modelos de “crecimiento” económico. Ahora, es mi opinión, esto se ha terminado y en el horizonte se nos presenta únicamente el cómo gestionar nuestro paso hacía el “decrecimiento” (1) y a ello deberán aplicar sus energías las mayorías sociales (en general con trabajo precario o desempleadas) siendo indiferente que sus componentes se consideren de derecha o izquierda.
En estos momentos históricos el modelo económico es claramente insostenible, es un problema básicamente energético. Pero los seres humanos que nos hemos criado y educado en un sistema capitalista, que necesita el crecimiento exponencial para sobrevivir, estamos habituados a cubrir las necesidades dentro de este modelo, algunos incluso acaparando mucho más de lo que necesitan (son los triunfadores o triunfadoras del sistema). Es en ese contexto de necesidad donde los partidos de la “vieja política” echan sus redes una vez cada cuatro años. En ese marco, muchos ciudadanos eligen de entre propuestas similares aquella que piensan le beneficiará personalmente, aunque tengan pruebas históricas de que se trata de un juego amañado.
Sin embargo, hay grupos de mujeres y hombres que han dejado de confiar en que este modelo tenga alguna utilidad para cambiar las relaciones sociales. Estos grupos, que apuestan por otros modelos de gestión democrática, a los que llamo “nueva política”, son por ahora minoritarios y no utilizan las herramientas electorales clásicas, para difundir sus planteamientos. Su fuerza puede medirse por la capacidad de generar plataformas que llevan a cabo acciones concretas para la protección y gestión de la sociedad y el medio ambiente. Estos sectores representan el futuro, y de su capacidad para cubrir nuestras necesidades cotidianas dependerá que la transición a un nuevo modelo económico poscapitalista llegue a ser una realidad.
(1) Las otras opciones posibles se relacionan con el colapso de nuestra civilización, pero preferimos no entrar en ese escenario, aunque muchos lo ven el más probable.
Diego Llanes
Anuncios

3 comentarios

  1. ¿Qué es la izquierda?

    Busco el librito de Enrique Tierno Galván(1), y … ya empezamos! El librito no se llama ¿Qué es la izquierda? sino ¿Qué son las izquierdas? Parece que se complica definir “la izquierda”.

    De todas formas, Tierno Galván proporciona tres valores que caracterizarían a la izquierda:
    • Libertad e igualdad como valores superiores y prioritarios
    • Perfectibilidad histórica, que implica necesariamente la noción de revolución, aunque no unida necesariamente al concepto de violencia. “El izquierdista cree que el hombre es un ser que se perfecciona en el proceso de la historia. Esta perfección se puede acelerar por cambios en las estructuras políticas, producidas por la propia actividad humana de manera consciente”.
    • Compromiso ideológico y práctico de mantener una actitud revolucionaria, definida por la idea de superar la estructura económica y la organización social y política vigentes, para eliminar las diferencias sociales.

    Libertad, igualdad, compromiso para eliminar las diferencias sociales. Dicho de otra forma: liberté, egalité, fraternité: ¡1789! Más de 200 años, ¿qué ha cambiado?(2). Enrique Tierno Galván añade un acto de fe como característica de la izquierda: “el hombre es un ser que se perfecciona en el proceso de la historia”. Yo fui persona de fe cuando era niño o casi, pero ya no lo soy, como no sea mi creencia en que el destino del hombre no está escrito en ninguna parte(3). Me gustaría que Tierno Galván acertara.

    Pendiente de un estudio más amplio y actualizado de lo que las gentes hayan pensado y escrito sobre qué es la izquierda, para mí la izquierda se define por unos objetivos, los recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, por un compromiso: que todas las personas en todo el mundo disfruten de estos derechos y por una estrategia de actuación política que tenga esto como prioridad. En el caso de España, la herramienta para esta actuación política está en el art. 9.2 de la Constitución:
    9.2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

    De gran ayuda en este camino sería introducir parámetros sociales en la evaluación de la política económica. Parámetros que midan si nos acercamos o nos alejamos de estos objetivos de libertad e igualdad para todos. Para que los ciudadanos los tengan presentes a la hora de apoyar a una opción política u otra. Ya está bien de que nos den la lata y nos intenten despistar con PIBs, índices Dow-Jones, diferencial de interés con no sé qué banco, …

    (1) ¿Qué son las izquierdas? La Gaya Ciencia. Madrid, 1976.
    (2) La expresión es, más o menos, de la película Lugares comunes, de Adofo Aristarain.
    (3). “… el hombre sabe al fin que está solo en la inmensidad indiferente del Universo, de donde ha emergido por azar. Igual que su destino, su deber no está escrito en ninguna parte. Puede escoger entre el Reino y las tinieblas.” Jacques Monod. El azar y la necesidad. Barral Editores, 1972.

    • Luis.

      En mi escrito he precisado “el término izquierda y derecha como categoría partidaria, usado por lo que llamo “vieja política”, ha quedado anticuado”

      Los problemas generados por el modelo económico, especialmente la existencia cada vez más de seres humanos prescindibles, por la incapacidad de crear empleo y de preservar el medio ambiente, son tan graves que para su solución se hace necesario el cambio del modelo y la actuación del conjunto de la sociedad. Hay mucha gente que se beneficia del sistema y esos no están interesados en cambiar nada, y a veces se definen de izquierdas.

      Me parece bien cuando dices. “Para mí la izquierda se define por unos objetivos, los recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, por un compromiso: que todas las personas en todo el mundo disfruten de estos derechos y por una estrategia de actuación política que tenga esto como prioridad” estoy seguro que gente que se percibe como de derechas está de acuerdo con ello.

      Veo mejor el concepto de izquierda ligado a dos ideas; igualdad y democracia. Pero, la igualdad es imposible en un sistema económico como el capitalista, por tanto la izquierda, o lo que yo puedo considerar que es izquierda, pasa por luchar contra el capital y todas sus formas de generar desigualdad. Por ello los partidos socialistas hace tiempo que dejaron de ser de izquierdas, suponiendo que el concepto de izquierda sea como digo.

      Es un tema muy interesante y de plena actualidad.
      Un saludo

      • Es que yo considero, y en eso estamos de acuerdo, que en el sistema económico capitalista es imposible que todas las personas, en todo el mundo, tengan un acceso real a todos los derechos recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

        Como digo más abajo: “una estrategia de actuación política que tenga como prioridad los Derechos Humanos, todos, para todos”, es de hecho una actuación contra el capitalismo.

        Tampoco para mí es de izquierdas un grupo político que no se proponga acabar con el capitalismo, entendido como el modo de
        producción en el que los capitalistas son la clase dominante.
        Y los partidos socialistas no se lo proponen. Más bien lo contrario: ahí está la última votación sobre el TTIP.

        ¿Tendrían algún papel que jugar los capitalistas en un modo de producción en el que no fueran la clase dominante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: