La biotecnología como arma social


En el Boletín de Novedades de la UCO del 6 de Junio de 2013 se inserta un resumen de la conferencia impartida en Córdoba por la Dra. Pilar Carbonero Zalduegui, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid, sobre “Biotecnología y producción de alimentos en el siglo XXI” (http://www.uco.es/servicios/comunicacion/component/k2/item/92408-20130605). Algunas frases incluidas en el citado resumen, como las que cito a continuación, me han hecho recordar un artículo que, junto con el Prof. Diego Llanes, publicamos en Marzo de 2009: “La biotecnología como arma social”.
“Hay científicos que opinan que es el momento de pasar de la Green Revolution a la Gene Revolution, es decir, a la biotecnología de plantas, para acabar con esa lacra de la humanidad que son los 1.000 millones de personas que padecen hambre en el momento actual y cuyo número podría aumentar si no se produce este cambio drástico”.
“…..los problemas del presente no pueden solucionarse con tecnologías del pasado, en línea con lo expresado en el documento elaborado por el International Food Policy Research Institute (IFPRI) de Washington, patrocinado por la Fundación Bill y Melinda Gates, y titulado: MILLIONS FED: Proven Successes in Agricultural Development.”

Lo que sigue es una reedición, actualizada, del citado artículo “La Biotecnología como arma social”:

En 1982 se editó un libro titulado “La biología como arma social”, en el que se estudiaba la corriente ideológica que atribuye causas biológicas, y propone soluciones también biológicas, a los grandes problemas de la humanidad. Una hipotética reedición del libro, treinta y algo más años después, podría titularse La biotecnología como arma social, pues son las nuevas tecnologías, especialmente las basadas en el desarrollo de la genética molecular, las que ahora se presentan como la panacea para resolver los problemas de alimentación, salud o energéticos que afronta el mundo.
Estas tesis son especialmente lamentables cuando abordan el hambre en el mundo: ¿La muerte por hambre de millones de personas se debe a insuficiencias científicas o tecnológicas? La Resolución 3.348 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de diciembre de 1974 (http://www2.ohchr.org/spanish/law/malnutricion.htm) explicaba que “la situación de los pueblos que sufren de hambre y malnutrición se origina en circunstancias históricas, especialmente en las desigualdades sociales, incluyendo en muchos casos la dominación extranjera y colonial”. Al tiempo, dejaba claro que “la sociedad posee en la actualidad los recursos, la capacidad organizadora y la tecnología suficientes para alcanzar la erradicación del hambre”. No era, pues, un problema científico o tecnológico en 1974, y tampoco lo es 40 años después: http://www.fao.org/news/story/es/item/174966/icode/: voluntad política, acceso al agua, promoción de líneas de crédito para pequeños agricultores, formación, mejora de carreteras, ferrocarriles y puertos, creación de mercados locales, …

Aún así, se sigue insistiendo en que el problema se resolverá con la biotecnología en general y los plantas transgénicas en particular. Es claro que el desarrollo científico y tecnológico ha contribuido, y debe seguir contribuyendo, a mejorar la alimentación. Pero presentar, una y otra vez, el hambre como un problema debido a déficits científicos o tecnológicos es una postura radicalmente errónea. El hambre en el mundo no es un problema científico sino un problema político. No son las nuevas tecnologías las que resolverán el problema sino un nuevo modelo económico, nacional e internacional, que tenga como referencia los Derechos Humanos para todas las personas y como objetivo la satisfacción de sus necesidades. Nuevo modelo de desarrollo económico que ha de sustituir al actual modelo dominante, que convierte estos Derechos Humanos y estas necesidades en mercancías para hacer negocios con ellas, llegando hasta extremos de auténtico terrorismo social, como el que se describe en el siguiente vídeo de RTVE: http://www.rtve.es/noticias/20080804/especular-comida-negocio-rentable/127970.shtml.

La revista científica Nature Biotechnology, nada sospechosa de portavoz de intereses ocultos contrarios a la biotecnología, dedicó en Agosto de 2008 un editorial a cuestionar duramente la presentación de esta disciplina como panacea para alimentar, curar y suministrar energía a la humanidad: Joint the dots: Pushing biotech as the ‘solution’ to the world’s problems is doing more harm than good. De este editorial son las siguientes notas:
“… we will need more food, more energy and more protection of biodiversity, all within changing climatic conditions.” “.…but it isn’t necessary to finish the sentence by saying that biotech or GM(*) is the solution.”
“… the fact is that biotech approaches must be used in the context of other technical and nontechnological solutions.”
(*)GM: genetically modified organism

Anuncios

2 comentarios

  1. Tienes razón Luis. Nos venden la tecnologia como la panacea y yo creo que finalmente de lo que se trata es de que unos pocos hagan caja.

  2. Estoy de acuerdo Luis. De hecho creo que en muchos sentidos la biotecnología, en lugar de ayudar a resolver los problemas del hambre, está contribuyendo a empeorarlos y ampliarlos. Actualmente, el sistema económico hace que las empresas, incluidas las biotecnológicas se planteen como primer objetivo el beneficio económico (cuanto más mejor), y para ello no dudan en degradar, arrasar y empobrecer el entorno y con ello sus pobladores. Y aquí un ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=Ay_59YzM6pQ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: