LA UCO CONSIDERA AL ESTUDIANTE UN BIEN PRODUCIDO.


En un reciente estudio presentado en la web. La UCO considera a los alumnos como los bienes producidos por nuestra empresa.

Creo que el tema del “mercado” “la excelencia” y “el emprendimiento” se les ha ido de las manos a nuestros dirigentes universitarios.

Presentada la campaña de sensibilización ” Despierta” y el Punto de Información Ambiental.

Cumpliendo uno de los compromisos que la Universidad adquirió cuando aprobó su adhesión al Programa Verde por el Clima, el Aula de Sostenibilidad de la Universidad de Córdoba ha realizado el cálculo de la huella de Carbono, con datos de consumo de energía (electricidad y gas), de todos los centros de la UCO. La huella de Carbono es un concepto que mide las emisiones de dióxido de Carbono que se realizan en la cadena de producción de bienes. En este caso se considera que el bien producido es el estudiante y conforme a ello los datos indican que en 2009 esta huella ascendió a un total de 507 kilos de CO2 por estudiante y en 2010  a una cantidad algo menor, 473 kilos de CO2 por alumno ( un 6,7% de reducción). Y si bien la medición no es completa ( ya que no considera el transporte u otros tipos de consumo) se considera una cifra suficientemente ilustrativa para empezar a trabajar en la disminución, compensación y concienciación de este tipo de emisiones.

…………….

La información completa en: 

http://www.uco.es/servicios/comunicacion/component/k2/item/79097-20111201

Anuncios

5 comentarios

  1. ¡Asombroso! Ahora resulta que los estudiantes son “bienes producidos”. Esto supera (¿o complementa?) la polémica sobre el estudiante como “usuario/cliente” o como miembro de la comunidad universitaria (Art 163, Estatutos UCO). No sé hasta qué punto cabría más bien hablar de “bien en producción”, pues “bien producido” sería el estudiante que ya ha terminado, pero entonces ya no sería estudiante y no cabría incluirlo en los cálculos sobre emisiones de CO2. Lamentable planteamiento, en todo caso, pues los estudiantes son tratados directamente como mercancías, como coches, por ejemplo. ¿Los estudiantes son coches’ ¿La Universidad una cadena de montaje? ¿Son las clases los puestos de la cadena? ¿Somos los profesores los que ponemos los tornillos a los coches? Por otra parte, ¿emite la misma cantidad de CO2 un “bien producido” bien producido que un “bien producido” mal producido? Si la cantidad emitida no es la misma en ambos casos, ¿debería incluirse el expediente académico del “bien producido” en el cálculo del CO2 emitido?

    Algunas dudas también sobre el diseño de la experiencia. ¿Se ha medido la población? ¿Solo una muestra? ¿En este caso, ha sido aleatorio y representativo el muestreo? Si es así, ¿cuáles son los errores de estimación? La respuesta a esta última cuestión nos permitiría emitir un juicio sobre si la diferencia entre la emisión de CO2 por los “bienes producidos” en 2009 (507 Kg.) y 2010 (473 Kg.) es significativa o simplemente debida a errores de muestreo. Por cierto, ¿los profesores y el personal de administración y servicios no emitimos CO2?

    Lo de la “campaña viral” ya me deja fuera de juego por completo. Dedicaré las festividades de la semana próxima a ver si encuentro en el Google qué es eso de una “campaña viral”.

    Para lo de la formación de “cuadros de mando de la sociedad” no me tengo que ir al Google: sé lo que es. Inmediatamente el impacto que he recibido al leerlo ha traído a mi memoria el final de los llamados “servicios informativos” de la Radio Nacional de España del franquismo: “tararí tatí, tararí tatí, gloriosos caídos por Dios y por España: presentes. ¡Viva Franco! ¡Arriba España!”. Leo una y otra vez los Estatutos de la UCO y no veo por ningún lado en sus objetivos el de formar “cuadros de mando” ¿Los cuadros de mando salen de la Universidad? Parece difícil de creer viendo algunos de los “cuadros de mando” que se ven por ahí. En todo caso, si los cuadros de mando salen de la Universidad, ¿los trabajadores, que no van a la Universidad, no van a mandar nunca? ¿Ni siquiera un poquito? A mí esto me parece un ejemplo más de cómo la ideología capitalista, cuya base es la conversión de las necesidades humanas en mercancía, en su última versión, el neoliberalismo y su jerga acompañante, va ganando, lamentablemente, posiciones en la sociedad, Universidad incluida. La Universidad aparece así como un aparato más del Estado, controlado por las clases dominantes, y que como cualquier otro aparato del Estado, tiene entre sus funciones la de reproducir las condiciones del modo de producción dominante, la ideología dominante entre ellas. ¿Es esto lo que queremos para la Universidad?

    • Me ha encantado el comentario, expresa perfectamente mis sensaciones ante esta “noticia”.
      Como decía en el comienzo de la entrada creo que hemos perdido el norte en las universidades públicas, y hasta temas tan importante como la crísis energética y el cambio climático nos sirve como plataforma de propaganda y publicidad cutre. Igual que hablan de refundar Europa deberíamos ir pensando en refundar la Universidad de Córdoba antes de que nos la refunden.
      Añado. Para presentar la “noticia” se reunen 5 cargos, 2 de la UCO, (que concentran a su vez varios cargos) y 3 de la administración autonómica.
      En estos tiempos de “cambio”, corresponde a cada uno de nosotros, sacar las conclusiones pertinentes sobre si este comportamiento frena o potencia el supuesto “cambio”.
      Para mi muestra lo necesario que es acabar con este modelo de gestión de lo público, mandando a estos cargos a su casa o a su departamento.

  2. Ciertamente muy preciso el comentario de Luis Morera.

  3. He descubierto que el tema de los “cuadros de mando” puede tener sus raíces en la nueva LAU que ha presentado al parlamento andaluz el PSOE.

    En su artículo 66 aparece la creación para las universidades del “Cuadro de mando integral” (CMI) como un nuevo instrumento de gestión para sus planes estratégicos.
    El CMI es una figura desarrollada en 1992 por economistas de Harvard y que fue escogido por la revista Harvard Business Review
    como una de las prácticas de gestión empresarial más importantes y revolucionarias. CMI es una traducción de Balanced Score Card que literalmente significa “indicadores balanceados de desempeño”.

    Esta figura y otros aspectos de la LAU vienen a confirmar la deriva neoliberal de la dirección del PSOE.

    Entiendo ahora mejor la postura contraria a esta ley de de CCOO, de UGT y otros sectores http://rebelion.org/noticia.php?id=140645.

    Seguro que teniendo ese CMI las universidades andaluzas podrán colocarse a la cabeza de algún ranking. “La Universidad de Huelva lo lleva aplicando desde 2008 y de todos es conocido su meteórica subida en los rankings mundiales”, en tanto la de Córdoba que no lo ha incluido deberá hacerlo, tras la aprobación de la LAU, si quiere subir o mantenerse arriba de los rankings.

    Quizás el decano de Ciencias de la Educación, informado de la llegada del CMI ha entendido que se trata de un lugar donde colocar a aquellos mandos que aprendan a calcular la huella de carbono de los productos “estudiantes” de la empresa-universidad.

  4. […] "" }); . Profesores de la UCO comparan la ley del aborto con el nazismo … . LA UCO CONSIDERA AL ESTUDIANTE UN BIEN PRODUCIDO … . Club de Lectura UCO . […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: